Programa BURAHYA

Conoce nuestros proyectos
¡Hazte socio!

Realidad Existente en el país

 

La población de Uganda es de 45 mill. de habitantes (última estimación de las Naciones Unidas en enero de 2019), de la cual el 85% vive en zonas rurales. La tasa de fertilidad es de 5,8 por mujer (2016) y la de analfabetismo se aproxima al 80%.

La República de Uganda se divide en 127 distritos, que se engloban en cuatro regiones administrativas. Los distritos se subdividen en condados, subcondados, parroquias y ayuntamientos.

Se calcula que en Uganda se registran 33 nuevas infecciones diarias por el VIH/SIDA entre los jóvenes de entre 15-24 años. El conocimiento sobre esta enfermedad sigue siendo demasiado bajo, al igual que el uso de los servicios de su prevención y tratamiento entre los jóvenes.

Por otro lado, los recursos económicos para poner en marcha pequeños negocios son escasos y complicados de obtener, siendo el principal sustento de las economías familiares el autocultivo, no siendo suficiente en muchos de los casos, y limitándolos así a una sola comida al día.

Uganda es un país en desarrollo que aún no ha alcanzado el nivel de prestación de servicios a todos los miembros de la comunidad, lo que lleva a la desigualdad.

 

Nuestros beneficiarios

 

El programa BURAHYA atiende directamente a 287 personas en las villas de Butebe, Mbuzi, Mukaburara y Mugoma A y B, todas ellas pertenecientes al condado de Burahya en Kabarole district, aunque el impacto y la repercusión de nuestras actividades va más allá de las 51 familias con las que trabajamos día a día.

Nuestra Comunidad se compone de 84 adultos (57 mujeres y 27 hombres) y 203 menores (113 chicas y 90 chicos).

El 60% de las mujeres son viudas, separadas o madres solteras, y son las que se hacen cargo solas de sacar adelante sus hogares. 21 familias tienen entre uno y tres hijos, 20 entre cuatro y seis, 8 más de siete y 2 sin hijos.

En cuanto a educación se refiere más de la mitad de los adultos, 45 exactamente, no ha terminado la primaria, y 26 no tienen ningún estudio y sólo uno de los hombres tiene estudios universitarios.

La situación laboral es precaria e inestable. Se dedican principalmente al cuidado de animales o a la agricultura, tanto en plantaciones ajenas como en pequeñas parcelas de tierra en las que cultivan para el autoconsumo o la venta. Por su parte, las mujeres dedican también parte su tiempo a fabricar cestos con las hojas y fibras de platanero como materia prima.

La salud de la población se ve a diario amenazada principalmente por el VIH-SIDA, 15 adultos (12 mujeres y 3 hombres) y 7 menores (4 niñas y 3 niños) conviven a diario con la enfermedad. Malaria, asma y otros problemas respiratorios, úlceras o cáncer, son algunas de las enfermedades recurrentes. Aunque el mayor obstáculo no son las enfermedades en sí, sino el no poder acceder a los tratamientos adecuados para ellas.

Las casas, de barro y adobe, tienen una o dos estancias y son principalmente semipermanentes. Los espacios para cocina y aseo, cuando existen, son de caña o madera. Más del 95% de las familias necesita mejoras en este sentido. Sólo 5 hogares, los más cercanos a Fort Portal, tienen agua de la red nacional, el resto se abastecen de pozos, fuentes o del mismo río Mpanga, que en la mayoría de los casos están situados a más de 2km. de distancia, a recorrer cada día.

Educación: Proyecto “KUSOMA”

En Rutooro, la lengua hablada en esta zona, “KUSOMA” significa “vamos a estudiar”, y define exactamente nuestro propósito en este proyecto.

El sistema escolar ugandés está estructurado en Infantil (3-5 años), Primaria (6-12 años) y Secundaria (13-18 años).

Los niños cuyos padres pueden pagar las tasas escolares tienen acceso a la educación, sin embargo en algunos casos empiezan el colegio tarde y les supone un retraso respecto a sus compañeros, por lo que acaban dejando la escuela. Algunos niños cursan un trimestre y se ven obligados a abandonar el colegio por falta de pago de las cuotas escolares.

En Uganda, la educación gratuita no es gratuita, como se puede leer o escuchar en algún medio. Los estudiantes tienen que hacerse cargo de diversas tasas y requisitos escolares.  

Saber más sobre las tasas escolares:

SOBRE LAS TASAS ESCOLARES: Para Infantil y Primaria el precio solo de las tasas escolares por trimestre escolar ronda los 140.000 UGX (media estimada) en un colegio de media/buena calidad, y esta cantidad puede alcanzar los 220.000 UGX si añadimos la comida y otros requisitos.

En Secundaria la cantidad aumenta hasta 190.000 UGX (solo tasas escolares) o 350.000 UGX (con requisitos y la comida).
Si hablamos sobre Formación Profesional, se alcanza 1 mill. UGX para todo el entrenamiento. En el caso de escuelas con internado los precios aumentan considerablemente. 

Si logran finalizar sus estudios secundarios (S4 y S6), existe la posibilidad de que continúen su formación en otras instituciones.

El curso escolar se inicia en febrero y consta de tres trimestres, con sus respectivos periodos vacacionales y descansos. Cada nivel tiene su cuota escolar e indiferentemente de la edad o del colegio, todos los niños llevan uniforme.

La situación escolar de los menores que forman parte del “Proyecto Kusoma” es la siguiente: 18 están en Infantil, 93 van a Primaria y 33 cursan Secundaria. Además, 32 no han podido comenzar su escolarización o han tenido que abandonar sus estudios por la imposibilidad de hacer frente a los costes. Actualmente hay 19 niños en nuestro proyecto que todavía no están en edad escolar.

Nuestro desafío es que los niños y jóvenes del programa tengan acceso continuado a la educación y no tengan que posponer o abandonar la escuela por motivos económicos.

Mejorando vidas: Proyecto “ENYIKARA”

“ENYIKARA” literalmente significa “como la gente vive”, en la lengua local.

Las familias que forman parte de nuestro programa viven en casas semipermanentes que están en muy malas condiciones, en las que los espacios dedicados a cocinar y asearse son solo marcos o arbustos, o viejas planchas de hierro como estructura.

Con este proyecto mejoramos directamente los estándares de vida, principalmente en higiene y saneamiento, de las familias que forman parte del programa. Be in Africa se encarga de la construcción de baños, letrinas y cocinas (instalación de fuegos de carbón y estanterías para el secado de utensilios, evitando así los gérmenes después del lavado).

Por lo tanto, este proyecto constructivo, además de crear empleos, ayuda a la comunidad a vivir saludable y prosperar.

Al mismo tiempo, las familias requieren de un monitoreo constante y regular. Los seguimientos son necesarios para asegurar la cobertura continua de sus necesidades básicas.

Desarrollo Juvenil, Económico y Social: Proyecto “NASOBORA”

“NASOBORA” significa literalmente “Tu puedes o tu eres capaz de hacerlo” y es nuestro ambicioso proyecto por ahora.

Los jóvenes de Burahya – Fort Portal y la región de Rwenzori tienen problemas económicos y sociales. El problema económico viene de la falta de oportunidades de empleo y trabajo.

Aunque la población juvenil es predominante en las ciudades, no hay suficientes puestos de trabajo para absorberlos y hay un alto grado de desempleo. Como resultado, los jóvenes se involucran en actividades ilegales como robos, mafias, tráfico sexual, etc. para mantener sus vidas.

Los problemas sociales comunes son la falta de centros recreativos o de entretenimiento, instalaciones sociales inadecuadas (salud, educación y vivienda), etc. La falta de centros polivalentes ha llevado a los jóvenes a la práctica de malos hábitos, como masticar mira (Mairungi) o al consumo desmesurado de alcohol.

En un estudio de la región de Rwenzori, el 75% de los jóvenes indicó, por un lado, que esta carencia es el principal motivo de los problemas que ellos causan en la ciudad. y por otro lado, que el establecimiento de un centro juvenil aliviaría los problemas de los malos hábitos mencionados anteriormente.

Este proyecto tiene como reto brindar una posibilidad concreta de empoderamiento social y económico a los adultos del mañana y a todas sus familias. Nuestro objetivo es aumentar la capacitación en distintas habilidades para jóvenes y mujeres pobres.

Por lo tanto, en este proyecto queremos apoyar a emprendedores sociales, favoreciendo la formación profesional, mediante el establecimiento de un centro de negocios, una escuela de adultos, una biblioteca, un cine didáctico, un centro deportivo para jóvenes, y un espacio para la capacitación profesional, la educación gratuita y la formación en TIC, así como para el desarrollo de ONG y organizaciones locales que promuevan el desarrollo comunitario.

Descubre cómo trabajamos

Estas son las noticias de actualidad en nuestra ONG

Proyecto de Salud

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las familias con las que colaboramos en el programa BURAHYA, y gracias a las voluntarias sanitarias que ahora están sobre el terreno, el pasado 5 de agosto hemos comenzado las primeras actividades del proyecto de Salud....

Colaboraciones

Nada de esto sería posible sin el apoyo de nuestros socios y colaboradores que llevan a cabo toda serie de acciones y eventos solidarios y con los que nuestro lema se hace realidad: “Mejoramos vidas trabajando juntos”. Gracias a ORIGEN SPORT y ASIOKA con el Mundialito...

Cocinas Saludables

Os mostramos el diseño de las cocinas saludables del proyecto ENYIKARA. Es un gran reto el que queremos asumir con la construcción de estas cocinas para cada familia, ya que va a suponer un salto cualitativo tanto para las mujeres que cocinan agachadas y respirando...

WhatsApp chat